El Enviado Especial de las Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths, dio la bienvenida el martes a la firma de un acuerdo para compartir el poder entre el gobierno yemení y el Consejo de Transición del Sur, diciendo que el acuerdo marca un paso vital hacia el logro de la paz en el país.

“Felicito al Gobierno de Yemen y al Consejo de Transición del Sur por llegar a un acuerdo sobre el camino a seguir”, dijo Griffiths. “La firma de este acuerdo es un paso importante para nuestros esfuerzos colectivos para avanzar en una solución pacífica del conflicto en Yemen”.

El acuerdo estipula el regreso del gobierno de Hadi a la capital, Adén, que fue tomada por las fuerzas de la STC en agosto; unificar los ejércitos de los dos bandos bajo un comando central; y establecer un gobierno con igual poder compartido.

Griffiths enfatizó la importancia de escuchar las necesidades y sugerencias de las partes interesadas en el sur del país y expresó su esperanza de que el acuerdo promueva la estabilidad en Adén y sus alrededores y mejore las vidas del pueblo yemení.

Más temprano el martes, el gobierno yemení y el STC firmaron en Riad un acuerdo bajo los auspicios del rey saudí Salman bin Abdulaziz Al Saud y el príncipe heredero Mohammed bin Salman. El presidente de Yemen, Abdrabbuh Mansour Hadi, el presidente de STC, Aidarus Zoubaidi, asistieron a la firma del acuerdo.

El verano pasado, el STC se apoderó de Adén y otras áreas en el sur de Yemen con el respaldo de los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Hadi criticó duramente a los EAU y exigió que sus fuerzas fueran excluidas de la coalición árabe liderada por Arabia Saudita que opera en Yemen.

Yemen se ha visto envuelto en un conflicto armado entre las fuerzas gubernamentales, lideradas por el presidente Abdrabuh Mansour Hadi, y el movimiento rebelde Houthi desde hace varios años.

La coalición liderada por Arabia Saudita lleva a cabo ataques aéreos contra los hutíes a petición de Hadi desde marzo de 2015. El conflicto ha provocado una crisis humanitaria masiva en el país devastado por la guerra.

El conflicto ha sido descrito por las Naciones Unidas como la peor crisis humanitaria del mundo, con un estimado de 24 millones de personas, casi el 80 por ciento de la población yemení, que actualmente necesitan ayuda y protección.

Share this article:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Notice: All comments represent the view of the commenter and not necessarily the views of AMN.

All comments that are not spam or wholly inappropriate are approved, we do not sort out opinions or points of view that are different from ours.

This is a Civilized Place for Public Discussion

Please treat this discussion with the same respect you would a public park. We, too, are a shared community resource — a place to share skills, knowledge and interests through ongoing conversation.

These are not hard and fast rules, merely guidelines to aid the human judgment of our community and keep this a clean and well-lighted place for civilized public discourse.

Improve the Discussion

Help us make this a great place for discussion by always working to improve the discussion in some way, however small. If you are not sure your post adds to the conversation, think over what you want to say and try again later.

The topics discussed here matter to us, and we want you to act as if they matter to you, too. Be respectful of the topics and the people discussing them, even if you disagree with some of what is being said.

Be Agreeable, Even When You Disagree

You may wish to respond to something by disagreeing with it. That’s fine. But remember to criticize ideas, not people. Please avoid:

  • Name-calling
  • Ad hominem attacks
  • Responding to a post’s tone instead of its actual content
  • Knee-jerk contradiction

Instead, provide reasoned counter-arguments that improve the conversation.